enero 2010


Por: MARCELINO APARICIO

Paita, enero del 2010.

La semana pasada sostuve una amplia entrevista con un grupo de dirigentes políticos de Paita, en busca de fortalecer la alianza cívico-vecinal que hemos planteado como única alternativa para sacar del subdesarrollo a nuestra amada provincia. Asistieron Pedro Chulle (Perú Posible), Elmer Panta (Partido Nacionalista), Javier Rumiche (movimiento regionalista Obras más Obras) y Lucho Sancarranco (Partido Aprista). Se había invitado a otras personalidades representativas de la comunidad pero no asistieron.
Les expliqué: el simple hecho de estar en el cónclave demostraba la madurez política de cada uno de ellos y los invité a formar parte del Grupo “GENERACION DEL SESQUICENTENARIO”, movimiento social que impulsa la creación de la alianza cívico-vecinal que sembrará las bases de un cambio total para Paita, distritos (Pueblo Nuevo, La Huaca, Tamarindo, Amotape, El Arenal, Vichayal) y caletas (La Tortuga, Islilla y Yacila).
El Grupo “GENERACION DEL SESQUICENTENARIO”, además, nace como un sentido homenaje a los 150 años que la provincia cumple en marzo del 2011. Como “GENERACION DEL SESQUICENTENARIO” -añadí- debe entenderse a todo paiteño que busca lo mejor para su terruño, lo que incluye modernizar la administración de la municipalidad de Paita.
El objetivo: servir a los vecinos, madres solteras, adulto mayor, jóvenes estudiantes, trabajadores explotados por las empresas pesqueras, pescadores artesanales, agricultores del Valle del Chira y todo aquel que haya nacido o resida en Paita.
Dejé en claro que solo la unidad salvará a Paita del descalabro social, económico y educativo en que se encuentra sumida tras 34 años de gobierno de una vetusta casta dirigencial que manejó a su antojo las arcas municipales y nunca estuvo a la altura de las circunstancias.
Incluso, hice hincapié que durante esos años, los gobernantes paiteños manejaron aproximadamente 600 millones de soles, dinero suficiente para dotar de agua potable (las 24 horas del día)-alcantarillado a los ciudadanos; creación de un moderno sistema de seguridad; pistas y veredas en los asentamientos humanos, miles de becas de estudios para jóvenes estudiantes y programas sociales para madres solteras-adulto mayor y desocupados, y otros.
Ahora que los tres ex alcaldes andan en campaña deberían explicar al pueblo qué hicieron con ese dinero y porqué no lo utilizaron con eficiencia en bien de los ciudadanos.
Los dirigentes políticos estuvieron de acuerdo con la alianza cívico-vecinal y se acordó programar una nueva cita cuya fecha y lugar aún no se estable. Todos abrigamos la esperanza de que se unan otros líderes vecinales y así florezca la esperanza de un mañana mejor, donde la arcas fiscales sean manejados con honestidad y al servicio de Paita. Servir a Paita y no servirse de Paita.

MARCELINO APARICIO
ORGULLOSAMENTE PAITEÑO!!!!

QUE DIOS BENDIGA A LAS PAITEÑAS Y LOS PAITEÑOS.

Anuncios

Por: Heriberto Abad Coloma

He comentado anteriormente acerca del famoso Céticos de Paita y la verdad es que me he decepcionado con los resultados sin cifras, sin duda alejados de la meta agroexportadora – No publicada – y conducida por un directorio deficiente nominado por la Municipalidad Provincial de Paita y el Consejo Regional de Piura.
Hoy he ampliado mi decepción, cuando leo que el Boletín de Apertura de Campaña Electoral del Presidente Regional, dice en su carátula “Más inversiones para Piura”, objetivamente dirigido a los electores de la Región, para que reelijan al Presidente Regional en ejercicio.
Este Gobierno Regional – donde existe un delegado que representa a la Provincia de Paita – va terminando su ejercicio de Gobierno dejando en la cola de las inversiones Regionales a la tierra natal de Miguel Grau.
A diferencia de los Céticos, el Boletín Trellista nos da cifras de varios sectores que suman 486 millones de nuevos soles. En las Obras se aprecia que no hay inversiones en infraestructura vial para Paita, tampoco existen obras de infraestructura de riego, no se indica el monto de inversión en agua y alcantarillado para la Huaca, ninguna obra en electrificación rural, una obra de infraestructura educativa y absolutamente ninguna inversión en el sector Salud.
También se publicitan “Más inversiones para Apoyo Social” en acciones altamente politizadas, Proyectos Ganaderos de la Sierra Agricultura sin información para la provincia de Paita y Defensa Civil sin inversión para Paita.
En la última página del boletín, se dice que la Región ha logrado 320 millones de soles como créditos suplementarios al presupuesto inicial de la Región, sin embargo ni el delegado que representa a Paita, ni la Municipalidad Provincial de Paita han entregado la información completa respecto a la aplicación de esos créditos suplementarios en la Provincia de Paita.
Bueno, no necesitamos mayores comentarios para darnos cuenta que los Paiteños no contamos con la simpatía del Presidente Regional y para muestra sólo basta la actitud parcializada en el caso “La Tortuga” y la deficiencia de atención en lo que realmente le falta a Paita para recepcionar una demanda suplementaria de servicios frente al incremento de los Negocios Internacionales.
No me explico el Silencio de la Presidencia Regional sobre la privatización del Terminal marítimo de Paita, quien al unísono con la Cámara de Comercio alentaron el cambio convertido hoy en un chasco, porque el Costo de las Exportaciones nos indica que se trata de un proceso que no favorece a Paita y a los usuarios del Terminal.
Hemos manifestado anteriormente que la estructura organizativa de la Región no favorece a Paita y es preciso preparar cuanto antes el desarrollo de la Costa para atender la mayor demanda de beneficios Turísticos, portuarios y de exportación de ahí que insistimos nuevamente que debe considerarse la creación de una Sub-Región integrada por Talara, Sechura y Paita.
Finalmente no necesitamos más pruebas de la frialdad y omisiones de éste Gobierno Regional, que en varios años no ha gobernado para Paita y creo firmemente que la democracia nos permite tomar una nueva decisión en las elecciones que se avecinan para consolidar un acuerdo, a fin de evitar falsas representaciones y antipatías de malos políticos y oportunistas, que no nos sirven para el desarrollo de Paita.

“Tengo el orgullo de ser Paiteño”