diciembre 2008


Por: Pedro Inga Venegas
DNI. 03465411

Marcelino Aparicio es un periodista cuajado en el quehacer periodístico. Inició su labor en la recordada Radio Presidente, de la mano del profesor Guadalupe Risco Ruiz y Otto Yarlequé Coronado. En 1992, hace más de 15 años, editó la revista “La Hoja Porteña”, donde se enfrentó abiertamente al gobierno municipal de entonces que encabezaba Rodolfo Guidino Ugaz (QEPD), militante de Acción Popular, igual que Alejandro Torres Vega.
Gracias a su profesionalismo, Marcelino Aparicio ha sido editor en los diarios EXPRESO, EL PERUANO, CORREO-LIMA y actualmente es columnista del diario Correo Piura y editor en la prestigiosa revista CARETAS, dejando bien en alto el nombre de Paita y demostrando la capacidad de los profesionales paiteños. Entonces, hay que decir que Marcelino Aparicio no es nuevo en la defensa de los intereses de Paita, si alguien pretende malinterpretar, que lo haga, pero la historia es una sola y nadie la puede cambiar.
Un hombre alineado por necesidad salarial como Javier Bances Febres, dizque responsable de Imagen Institucional de la MPP, nuevamente se abrocha al cinturón de ATV, para seguir no solo oxigenándose de sus flatulencias y así ir deteriorando su pequeño cerebro, sino para continuar ganándose alguito.
Entre otras cosas, acusa de PENDOLISTA a Marcelino Aparicio, (claro que ni siquiera tiene la valentía de mencionarlo) sin embargo inicia su artículo, pretendiendo ser lo mismo, le contestare con sus mismas palabras. PROCAZ, es Bances, por seguir defendiendo sinvergüencerías; PACATO, también es Bances, porque luego de estar muy timorato solo aparece cuando tocan a su jefecito; ENTUERTOS, le causan a Paita todos los que están hoy dentro de la MPP; BALANDRONADAS, son las actitudes jactanciosas de quienes rodean a ATV, improductivamente y para mal de Paita. Por último, no se trata de actitudes innobles u odios personales, se trata y por derecho ciudadano, de protestar y dar a conocer, lo que está escandalosamente mal.
En lo que tiene razón Bances, es que el mejoramiento del Centro de Abastos de Paita, ha sido una obra muy esperada, pero una OBRA, y no cualquier cosa como lo que están haciendo, inflando el Presupuesto, alargando tiempos ilegalmente y otros indebidos, que lo único que ocasionan hasta ahora, es un malestar generalizado, caos vehicular, inmundicias por todo lado, etc, etc.
Que Paita es una ciudad capital… LO ES, que tiene un futuro promisorio… LO TIENE, pero con autoridades como ATV, y funcionarios como quienes lo acompañan, incluido Bances, todo eso continuará en el tacho. No hablen de las propuestas turísticas, por que eso, no lo ha creado ATV, lo que están haciendo mas bien, es ahuyentar el turismo, tenemos ahora, las calles completamente congestionadas, con un tráfico vehicular desordenado, basura por todos lados, cantinas por doquier con el consecuente malestar del vecino, delincuencia en cada esquina, y hasta asaltos motorizados, ni hablar del relleno Municipal, donde no se por cuantos soles ni a quien se le paga, se permite dentro del mismo relleno, hacer trabajos ilegales como la quema de los residuos de pota, ocasionando no solo la tala de los pocos algarrobos que quedan en la zona, sino también, la proliferación de moscas en toda la ciudad. Sino pueden ordenar su propia casa, ¿cómo y con qué autoridad moral, podrán ordenar lo de afuera?
Por lo expuesto, ¿Qué algo bueno, ha sido activado por este gobierno municipal?
No puede ser lamentable, que se pretenda asumir roles de fiscalización, como ciudadanos, tenemos el derecho de hacerlo, la mediocridad, está en todo caso, sembrada con buena raíz dentro de la misma municipalidad, con funcionarios incapaces, fanfarrones, con solo interés en un salario pero con un profundo desamor a Paita. Los Paiteños de nacimiento y de corazón, nos duele muy dentro, que hasta ahora, no se vea un progreso de la mano con la modernidad.
Por último, la mediocridad de algunos para poder trabajar en las instituciones privadas, los lleva a aferrarse en las instituciones públicas, y hay que ser bien caradura, para pretender asumir una defensa, cuando ese no es su trabajo. Señor Bances, haga su trabajo, y deje de ser el escudero o respondón de ATV.
¡¡¡Marcelino Sigue adelante!!!

PEDRO INGA VENEGAS
DNI. 03465411

Anuncios

Por: Javier A. Bances Febres.

Cuando el sentimiento de animadversión es producto de resentimiento procaz por falta de argumentación suficiente y probadamente válida, cualquier pacato disfrazado de pendolista, lanza acusaciones a diestra y siniestra con el único fin de confundir a los demás en un afán de aparecer como fiscalizador o salvador de supuestos entuertos.
No queremos ser contestatarios de alguno de estos ramplones que, con el único deseo de fustigar la opinión pública, muchas veces desinformada del accionar municipal, escriben críticas injustas en su innoble propósito de manchar a quien odian personalmente.
Pero, dejando de lado las baladronadas de estos enanos mentales, debemos dejar sentado que en Paita, una de las obras mas esperadas por la población ha sido el mejoramiento del Mercado de Abastos en el que, el actual gobierno que encabeza Alejandro Torres Vega, ha puesto bastante énfasis a fin de entregarlo, conforme se proyectó, antes de fin de año a la población y, en especial a los comerciantes que en mayoría dieron su total respaldo a la obra.
Esta es una de las que, durante varios años, a pesar de las promesas electorales de anteriores alcaldes, no se concretó, debiendo por tanto el actual Concejo Provincial aprobar una inversión de casi dos millones de soles para su ejecución, la que –a pesar de la oposición recalcitrante de algunos codiciosos e insatisfechos comerciantes que pretendieron frenarla- salió adelante encontrándose actualmente en un avance de 97 por ciento si se exceptúa a los últimos dinosaurios del atraso urbano que siguen empecinados en no salir de la vía pública donde sentaron sus tiendas hace años porque, en su obtuso entender,les ampara un derecho del año de las calendas griegas.
Paita es, en estos tiempos, una ciudad capital con un futuro bastante promisorio, con proyectos de gran envergadura que han empezado a configurarse como una próxima realidad. Por tanto está siendo preparada para recibir a diversas corrientes de inversionistas tanto nacionales como extranjeros atraídos por la oferta no solamente de sus productos como los hidrobiológicos, los gasíferos y mineros, sino por los agroindustriales como la futura producción de etanol con la siembra de miles de hectáreas de la caña de azúcar en el valle del Bajo Chira, hasta donde llega la provincia en sus límites jurisdiccionales. A ello se suma, indudablemente, la oferta turística como la constituyen sus hermosas playas veraniegas desde “El Audaz”, “Las Gaviotas”, ”Te para Dos”, “Los Cangrejos” y otras mas al sur que están dentro del plan de desarrollo provincial. Todo esto ha sido activado por el actual gobierno municipal y, hay que hacerle entender a quien funge de analista político, que problemas de índole judicial-policial como asaltos de bandas, latrocinios sistemáticos deben ser resueltos por los estamentos respectivos. En consecuencia lo que este escribiente hace es simplemente reclamar en puerta ajena.
Es lamentable, sinceramente, que la mediocridad trate de asumir roles fiscalizadores sin asidero técnico y legal alguno, tan solamente por aparentar un interés que no sacó a relucir cuando era favorecido por las anteriores autoridades de turno. En realidad hay que ser muy caradura para aparecer como crítico de marras en la esperanza de lograr un puesto en un futuro gobierno.
De lo que si estamos seguros es que –como decía el Quijote a Sancho- cuando los canes ladran, es prueba de que avanzamos para amargura de los enemigos gratuitos de la actual gestión edilicia municipal paiteña.

JAVIER A. BANCES FEBRES.
DNI: 02608042
Paita, Diciembre 2008..

(NOTA DEL EDITOR: En pro de la diversidad de opiniones, este blog cumple con publicar INTEGRAMENTE este artículo del señor Bances, responsable de Imagen de la municipalidad de Paita. No nos solidarizamos con su contenido, pero lo insertamos en nuestra edición por considerar que la opinión pública paiteña merece leer a todas las partes, a fin de formarse un concepto claro sobre la problemática de Paita y sus distritos.)

 

Por: Marcelino Aparicio.

www.marcelinoaparicio.wordpress.com

 

Alejandro Torres Vega (ATV) acaba de brindar su total respaldo al cuestionado Víctor Olaya García, quien tiene orden de captura por presunto delito de colusión en Las Lomas a solicitud del Juzgado Mixto de Tambogrande. No podíamos esperar otra reacción de quien se juega los descuentos en su vapuleado cuarto periodo de gobierno en Paita.

Sostiene ATV que Olaya “sufre una persecución política de quienes pretenden ser futuros alcaldes de la provincia”. Parece que la autoridad edil paiteña (y los que lo asesoran) viven en la estratósfera porque son ciudadanos de a pie los que expresan a viva voz su total rechazo al burdo manejo administrativo del municipio.

Habría que precisarle a ATV que los políticos tradicionales que se mueren por volver a morder la teta fiscal (llámese Walter Wong, Porfirio Meca y otros ilustres miembros del “stablishment” porteño) guardan silencio sepulcral o se guarecen bajo la cama esperando las elecciones. Por lo tanto, se equivoca, ATV al intentar torear el temporal con argumentos falaces. Ojo que también los regidores y los frentes de defensa mantienen ominoso silencio.

Dice ATV que su consejero tiene vasta experiencia en labores ediles, “porque ha sido director municipal, teniente alcalde, regidor y gerente municipal”, pero de qué vale tanto currículo si la pesada barca de su gestión navega directo hacia los peñascos del fracaso. Si no echémosle un vistazo a las últimas infelices decisiones que hunden a Paita en el caos, la inseguridad y la incapacidad:

UNO.- La cuestionada obra en la avenida Málaga avanza a paso de tortuga y no hay cuándo se entregue a la ciudad, pese a que debió culminarse en junio último. Han invertido más de dos millones de soles en una obra que la ejecuta una empresa a la que se dio la buena pro entre gallos y medianoche. Incluso se habla de un arbitraje que alargaría en extremo la entrega de la obra. Hasta el momento, ni ATV, ni sus colaboradores dicen cuándo van a culminar los trabajos.

DOS.- Otra perla en el largo collar de torpezas es el reciente robo de un lote de bolsas de arroz destinadas a los comedores populares (es decir la gente más humilde de Paita) y una camioneta de un local municipal. No se sabe exactamente cuánto ha sido el monto exacto del latrocinio porque la comuna calla.

TRES.- El último robo evidencia el grado de inseguridad que se vive en el puerto y a partir de hoy Paita ya no es Paita sino “Chicago chico” porque te acuchillan o “cogotean” en cualquier oscura esquina por unos cuantos cobres.

Como vemos el panorama no es alentador y Paita sigue en la boca del tiburón, un tiburón muy hambriento que amenaza con dejar las arcas fiscales vacías, pero llenas de ineptitud y soberbia.