Por: HERIBERTO ABAD COLONA

heriberto_048@hotmail.com

 

         A raíz de la publicación de un nuevo libro sobre don Miguel Grau, Héroe de Angamos en la Guerra del Pacífico, se activó nuevamente nuestra voluntad e imaginación y considerando que se reiteraba aquello de la partida de nacimiento en la Catedral de Piura, nos vemos obligados a señalar que esta teoría carecía de compatibilización entre el nombre realmente usado por el héroe y aquel supuesto que se indica en el libro de nacimientos respectivo.

         Es justo decir que hemos alentado el origen paiteño, solamente apoyados en la transmisión oral de padres a hijos y cuando hemos investigado en el archivo parroquial del puerto no hemos encontrado los libros de nacimientos correspondientes a la fecha del nacimiento del héroe.

         Resumiendo, decimos que en la Catedral de Piura existe una partida de nacimiento de un niño llamado Miguel Grau del Castillo, en la que no figura el nombre de la madre. En el caso de Paita no existían los libros por haber sido posiblemente extraídos para ocultar un hecho de carácter civil, de responsabilidad incuestionable de la Parroquia de Paita.

         Como puede apreciarse ambas fuentes no eran confiables y mucho más si existía una pérdida nunca denunciada al Poder Judicial, así que deberíamos examinar objetivamente los usos y costumbres del héroe y la sociedad en que desarrolló su vida civil y su servicio a la Marina de Guerra, fijando los aspectos siguientes:

1.      El héroe nunca firmó ni fue obligado a firmar como Miguel María Grau del Castillo. El nombre que figuró en los Registros de Ingreso de la Marina, su correspondencia, en las elecciones parlamentarias, en el Parlamento Nacional, en los Homenajes Nacionales e Internacionales de su inmolación, en los monumentos erigidos en el país y en los documentos de declaratoria de sus propiedades gestionadas por su viuda fue siempre: MIGUEL GRAU  SIN APELLIDO MATERNO.

2.      El nombre de Miguel Grau Seminario fue consignado por el Parlamento Nacional el 14 de octubre de 1983, pero constituye una ilegalidad porque no tiene soporte documentario en los Registros Parroquiales.

         Aparentemente nuestro interés esclarecedor había quedado detenido, puesto que las fuentes no eran satisfactorias. En vista de estas debilidades nos quedó solamente la idea de buscar la palabra y la escritura para basarnos en su expresión, así que examinamos los aspectos siguientes:

1.      La correspondencia escrita y firmada como Miguel Grau no contiene una sola misiva para la supuesta madre, contrastada esa ausencia con la proverbial delicadeza y amor sentido dispensado por el héroe a sus seres queridos.

2.      Su participación en el proceso electoral para Diputado por Paita, representando al Partido Civil, fue procedente con el nombre de Miguel Grau, con el que estaba inscrito en el Registro Parroquial de Paita. Al respecto no hubo ningún reclamo ni observaciones y Don Miguel Grau a secas, ganó las elecciones.

         Esta última información constituye la evidencia de una legitimidad del nombre Miguel Grau, extraído del Registro Parroquial de Paita, lo que no se hubiera conseguido con el nombre de Miguel María Grau del Castillo o Miguel Grau Seminario.

         Pero nos faltaba la expresión propia del héroe, en la ocasión que tuviera valor oficial innegable, en esa paciente espera llegamos al acto oficial siguiente:

1.      Un proyecto presentado en el Parlamento Nacional para convertir a la provincia de Paita en distrito de Piura, enfrentó a Don Miguel Grau con la representación piurana, logrando que dicho proyecto fuera rechazado.

2.      El héroe justificó plenamente el derecho de Paita para continuar como provincia y expresó con mucha energía y emoción que era representante e hijo de la provincia.

         Estoy seguro que no existe otra verdad más tajante que la palabra del Héroe de Angamos y todos aquellos poemas y artículos negando el nacimiento de Don Miguel Grau en Paita han quedado desautorizados.

 

 

¡FELICES FIESTAS PATRIAS 2008!

 

Paita, Julio 2008