Tomado del diario EL TIEMPO – PIURA 

Máncora.- Aproximadamente 18 delfines habrían sido capturados y vendidos como “toyos” en el muelle de Máncora sin que las autoridades se percaten de esta cruel matanza debido a que los inescrupulosos comerciantes les habían cortado el pico y la aleta para evitar ser reconocidos como tales. Testigo de esta situación fue el ciudadano Alberto Santillán, quien el pasado 25 de febrero se encontraba de paso en Máncora, y logró tomar algunas fotografías de la matanza de estos infortunados cetáceos que pese a la prohibición de su comercialización siguen siendo cazados por los pescadores ante la demanda de su carne llamada “muchame”. “El día 25 de febrero estuve en el muelle de Mancora, se acercó una embarcación y la gente anunciaba la llegada de “toyos”. Cuando los “toyos” fueron colocados en el muelle observé que tenían la aleta y la trompa cortada lo cual me pareció sospechoso. No se necesitaba demasiada imaginación para darse cuenta que el corte se realiza para ocultar el verdadero objeto de la caza. ¡Eran delfines¡. Desconozco el aspecto legal, pero si cortan las trompa es porque ocultan algo”, expresó. 

Los delfines, algunas especies de bufeos, habitan cerca de la costa de Talara, de ahí el fácil acceso que sobre ellos tienen los pescadores de la zona, por lo que urge la intervención de las autoridades de Producción para volver a recordarles a los hombres de mar la prohibición que existe sobre estas especies de cetáceos y aplicar las sanciones a quienes infrinjan la ley.

  

Anuncios